Cockapoo

Origen del cockapoo

 

Los primeros ejemplares de cockapoo reconocidos nacieron en la década de los 50. Lo hicieron en los Estados Unidos, donde se volvieron muy populares en poco tiempo. Resultaron unos cachorros preciosos y llamativos, por lo que no tardaron en llegar a otros países, hasta estar presentes en todo el mundo. La raza no está reconocida oficialmente por los organismos cinológicos internacionales, los cuales la recogen como raza híbrida o mestiza. Este hecho hace que no exista un estándar oficial de la raza, por lo que todos los individuos que resulten de un cruce entre un cocker spaniel inglés y un caniche estándar puede ser considerado automáticamente como un cockapoo.

 

Características del cockapoo

 

Los cockapoo son perros de tamaño mediano, pues aunque existe gran variabilidad entre unos ejemplares y otro, la media de peso corporal es de entre 5 y 10 kilogramos, siendo su altura habitual de entre 25 y 40 centímetros. Son canes de gran longevidad, pues su esperanza de vida media oscila entre los 14 y los 18 años.

 

El aspecto de estos perros depende fundamentalmente de la carga genética predominante en ellos. De esta forma, habrá ejemplares que sean casi idénticos o bien a un caniche o bien a un cocker spaniel, teniendo por ejemplo el hocico cuadrado de los cocker o el pelaje blanco de los caniches. También hay ejemplares en los que el equilibrio entre ambas razas progenitoras es perfecto, teniendo características de uno y de otros en igual medida.

 

De forma general, la característica más uniforme compartida por todos los ejemplares es la referente a que son de tamaño mediano, de orejas largas y que caen sobre sus mejillas y que su pelaje es largo y ondulado. Además son considerados como una de las razas de perro ideales para personas con alergia al pelo de perro, pues apenas pierden pelo y son considerados como hipoalergénicos.

 

El cockapoo cachorro

 

Ya desde cachorros puede resultar fácil distinguir "a quién ha salido" el cockapoo, viendo si se asemeja más a un caniche o a un cocker. Sin duda ya se podrá observar que son perros activos, aunque no demasiado nerviosos, juguetones y muy muy alegres. Son cachorros especialmente cariñosos y que adoran que estemos con ellos todo el tiempo, pues son muy apegados y siguen a sus dueños allá donde éstos vayan. Esto puede suponer que cuando tengamos que salir y ellos se queden en casa llores y ladren bastante, a causa de la ansiedad que esto les genera, algo a lo que prestaremos más atención en el apartado de adiestramiento.

 

Colores del cockapoo

 

Al no existir un estándar oficial de esta raza híbrida, se "aceptan" todos los colores de las razas progenitoras. Así, se encuentran cachorros, blancos, negros, grises, hígado, rubios, chocolate o tuxedo, además de las mezclas de 50% entre ellos, siendo frecuentes los blanquinegros o chocolate, rojo o rubios mezclados con blanco, así como los ruanos.

 

Carácter del cockapoo

 

Los cockapoo suelen ser perros con un muy buen carácter. Son sociables, cariñosos de forma extrema, adoran la compañía y las atenciones, inteligentes y activos. Son populares como perros de terapia y asistencia debido a su bondad y equilibrado carácter.

 

Se trata de unos perros que establecen fuertes vínculos con sus seres queridos, y no solo con las personas, si no también con otro perros o mascotas. Esto, hace que muestren comportamientos que demuestran su amor por sus dueños, como seguirlos por toda la casa, sentarse en sus pies o demandar cariño y atención de las formas más entrañables y divertidas.

 

Pero, esto también hace que no toleran la soledad, por lo que no son buena elección si solemos pasar mucho tiempo en el trabajo o fuera de casa en general. En estos casos los cockapoo suelen desarrollar problemas como la ansiedad, la depresión o incluso mostrar conductas destructivas o agresivas.

 

Cuidados del cockapoo

 

Los cockapoo necesitan que les prestemos una serie de atenciones para estar en las mejores condiciones. La principal y más importante para estar equilibrados es sin duda que les dediquemos todo el tiempo y cariño que sea posible, pues así tendremos una mascota feliz y alegre. En cuanto a cuidados básicos es importante que les proporcionemos una dieta equilibrada y ajustada a sus necesidades energéticas y nutricionales. Combinada con una buena hidratación y ejercicio diario.

 

Su pelaje requiere ser cepillado de forma diaria, pues su longitud y que sea ondulado puede hacer que de lo contrario se hagan nudos y enredos que incluso requieran que los cortemos por ser imposibles de deshacer. Se pueden realizar baños cada cierto tiempo para eliminar el olor del pelo, pues algunos dueños dicen que de lo contrario pueden oler.

 

Educación del cockapoo

 

Los cockapoo son unos canes sumamente inteligentes, además de muy atentos, por lo que su entrenamiento suele ser bastante llevadero. Son buenos como perros de asistencia, algo para lo que han sido entrenados desde el origen de la raza. Los entrenadores destacan su tesón, a veces traducido en cabezonería, y predisposición a aprender y a trabajar.

 

Un factor que puede suponernos cierta problemática es que, al ser muy dependientes y adorar la compañía, pueden mostrar ansiedad por separación. Esto, suele ir acompañado con mucha frecuencia de ladridos y llantos interminables. Por lo que es importante que sepamos qué es la ansiedad por separación, así como las diferentes técnicas que existen para tratarla. Una de ellas es la utilización del kong para tratar la ansiedad por separación, una técnica que ha demostrado ser muy efectiva si se realiza con precisión.

Sigue nuestra página de Los Osos PR aquí
  • Facebook